Encuesta de opinión

Reclamamos un error o negligencia médica para...
 

Acceso

¿Quién está en línea?

Tenemos 8 invitados conectado(s)
3.jpg
 

Error o negligencia médica... ¿Qué se consigue reclamando?

Imprimir E-mail

No podremos solucionar su problema, pero si paliarlo...

Afectado error médico

Lamentablemente, cuando un cliente solicita nuestra ayuda ya es tarde para él y nada podemos hacer para recuperar el daño o la perdida sufrida.

Somos totalmente conscientes del dolor que supone ser victima de un error o negligencia médica y comprendemos las difíciles situaciones personales que se atraviesan. Hemos aprendido a tratar estas terribles dificultades con todo el afecto necesario, de la manera más humana posible y teniendo muy en cuenta el estado anímico de nuestros clientes. Podemos decir orgullosos que la mayoría de ellos están profundamente agradecidos de nuestra ayuda y muy satisfechos con los resultados obtenidos.

Cuando alguien sufre un error o negligencia médica su primer deseo es solucionar o paliar el problema acaecido por dicho error, se focalizan todos los esfuerzos y esperanzas en reparar el fallo, en volver a ser como antes, a tener la misma vida. Se visitan multitud de especialistas, de centros, se recurren a larguísimas terapias e interminables sesiones... Por desgracia, cuando todas estas cosas ya no surgen efecto, llega la parte más difícil, el momento de asumir la realidad. El daño ya es irreparable, quedarán secuelas durante mucho tiempo, incluso algunas de ellas es posible que sean para todo la vida. Es un momento terrible.

Pero no todo acaba aquí. Cuando asumimos esto, cuando asumimos nuestra desgracia, es la hora de luchar por todo aquello que aun nos queda, es importante pensar en el futuro y en las posibilidades que este nos puede deparar si nos adaptamos a la nueva situación. Ya no podemos recuperar lo perdido, debemos asumirlo, es el momento de levantar cabeza, es precisamente este el único momento en el que realmente podremos ayudarle. Nos implicaremos en su caso, conseguiremos lo mejor para usted o para su ser querido, no solucionaremos su problema pero si le ayudaremos a afrontar el futuro con más seguridad, con mejores garantías, con más recursos económicos.

Ojala que nunca tengamos que trabajar con usted, que tengamos que dedicarnos a otro negocio, ojala que no hubiese errores ni negligencias médicas, pero la realidad es otra. Los bomberos, los médicos, los agentes de seguros, o cualquier otro oficio como el nuestro destinado a socorrer las desgracias ajenas, son trabajos muy bonitos de realizar, aunque todos desearíamos que no tuvieran que existir.

Estamos seguros de poder ayudarle y queremos hacerlo...